Ortodoncia


¿Qué es la ortodoncia?

Los tratamientos de ortodoncia desplazan suave y lentamente los dientes para corregir su posición en la boca. En función del tratamiento diseñado por el ortodoncista, los dientes podrán desplazarse individualmente o en bloque.

Hay muchos tipos de ortodoncia, pero todos tienen los mismos dos objetivos:
1. Conseguir una buena oclusión: que tus dientes encajen de manera adecuada cuando muerdas.
2. Una correcta alineación de los dientes. De este modo, se obtienen importantes beneficios estéticos y funcionales: una boca más sana y bonita.

¿Qué son los brackets?

Son los instrumentos terapéuticos que van adheridos en forma temporal en las piezas dentales para lograr la corrección de mal posiciones en los tratamientos de ortodoncia fija.

¿En qué consiste un tratamiento con brackets?

Los tratamientos de ortodoncia son ligeramente distintos en función de los distintos tipos de brackets, pero en general, todos siguen la misma pauta de tratamiento:

- Preparación: Primero se toman unos moldes de ambas arcadas/maxilares, se solicitan estudios radiográficos y varias fotografías de la boca del paciente para realizar un estudio de ortodoncia. Este permitirá planificar el tratamiento.

- Instalación de brackets: En la siguiente consulta, se colocan los brackets y los arcos. En primer lugar, se acondicionan los dientes para cementar cada bracket al diente. Una vez colocados, se introduce el arco en la parte interior de los brackets.

- Revisiones de seguimiento: Se programarán una serie de controles, habitualmente mensuales, donde se comprobarán los avances conseguidos. Se modificará la colocación de los brackets y los arcos, cuando sea necesario.

- Fin del tratamiento: Cuando se haya alcanzado la alineación que estaba planificada, se retiraran los arcos y los brackets, y se eliminará el cemento adhesivo mediante una suave limpieza.

- Colocación del aparato de retención: Para mantener el resultado de la ortodoncia, se suele usar un aparato de retención. Este podrá ser fijo (a través de un alambre metálico en la parte trasera de los dientes) o removible, mediante una férula transparente o retenedor removible que se colocará por las noches.

¿Por qué realizarte una ortodoncia?

- Estética: Los aparatos dentales mejoran la apariencia de la sonrisa y aportan seguridad y confianza en uno mismo. Los aparatos dentales consiguen corregir apiñamientos, logrando una sonrisa sana y bonita.

- Salud: La higiene oral resulta mucho más sencilla con unos dientes bien alineados. La ortodoncia mejora directamente la salud bucodental: podrás cepillarte mejor y así tendrás menos problemas de las encías, caries y evitarás la pérdida precoz de piezas dentarias.

- Calidad de vida: Después de un tratamiento de ortodoncia, notarás que es más fácil y cómodo masticar. También evitarás los dolores de cabeza que aparecen por la tensión añadida en los músculos implicados en la masticación.

- Seguridad: Todos los tipos de ortodoncia son tratamientos que respetan al máximo los dientes. Están hechos con materiales de alta gama totalmente biocompatibles, que se adaptan a las necesidades específicas de cada paciente.